samsung-jun-yanohayexcusas-mis-gafas-de-pasta-destacado

samsung consigue que jun, el pueblo más tuitero de españa, se sume al movimiento #yanohayexcusas

hace algún tiempo te hablamos de equal housework y #yanohayexcusas, la campaña de samsung que se basaba en un estudio de ipsos para remarcar que solo 3 de cada 10 hombres pone la lavadora en casa. pues bien, la marca ha dado un paso más allá y ha convencido al pueblo de jun, el más tecnológico de españa, para ser el primero en el que los porcentajes se equiparan. objetivo: que los hombres y las mujeres de jun pongan la lavadora por igual. y, ¿sabes? lo han conseguido. ¡mira!

ahora solo tenemos que lograr que los porcentajes se igualen en todos los rincones de españay es que solo hay que echarle un vistazo a los datos de aquí abajo para darnos cuenta de que aún nos falta mucho para enterarnos de que las tareas del hogar no son cosas de mujeres. que ellas no vienen programadas por defecto para ocuparse de lavar, fregar, planchar, limpiar y todas esas cosas.

samsung jun #yanohayexcusas mis gafas de pasta01

por suerte, los hombres jóvenes cada vez están más concienciados con que el trabajo en casa también es su responsabilidad. aunque, claro, aplicaciones como samsung equal housework también están ayudando a que se den cuenta más rápido. a nadie le gusta perder y mucho menos cuando se trata de las tareas del hogar.

samsung jun #yanohayexcusas mis gafas de pasta02

ya sabes, en jun #yanohayexcusas. ahora solo falta que lo que vemos en esta campaña desarrollada por wysiwyg se repita en todos los rincones de españa. mientras tanto, te dejamos el making off del spot para que le eches un vistazo.

y para los que todavía tengan dudas, en twitter se ha habilitado un chatbot a través del cual los habitantes de Jun resuelven todas las dudas sobre el lavado.

 

contenido ofrecido por samsung

YO, @MISMAMENTE

toni-calderon he aquí el tipo detrás de unas gafas de pasta. el publicitario trasnochado al que se le ocurrió montar un blog pasado de moda.

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!